Lugares, contextos.

Cuerpo y espacio. Los cuerpos construyen lugares y los lugares activan lo que experimentamos.

Tumblr Themes
Paleoantropología hoy
Tumblr Themes
La arqueología del Paleolítico sale de la cueva
Algunos yacimientos paleolíticos al aire libre del norte de España estudiados en los últimos años

Alvaro Arrizabalaga, Joseba Ríos Garaizar y, David Álvarez-Alonso repasan algunos recientes estudios en yacimientos al aire libre del Norte de España correspondientes al Paleolítico.
  • Cabo Busto (Vald es, Asturias).
  • Bañugues (Gozón, Asturias).
  • El Barandiallu (Llanera, Asturias).
  • Yacimientos al aire libre en el área de Uribe Kosta.
  • Irikaitz (Zestoa, Guipúzcoa).
  • Ametzagaina (Donostia, Guipúzcoa).
  • Yacimientos al aire libre y en abrigos someros en Monte Jaizkibel (Hondarribia, Gipúzcoa).
Los autores ejemplifican en estos estudios la necesidad de “salir de la cueva”, de adaptar la metodología y los modelos conceptuales de una arqueología enfocada en exceso a las excavaciones en cuevas.

Enlace
Tumblr Themes
Conjuntos de Jubbah apoyan un Out of Africa temprano y la presencia de varios linajes humanos en Arabia en MIS 5
Yacimientos en Jubbah (JFK 1, JFK 12 y JSM 1), conjuntos nubios Levallois (8751; Egipto) (1033 y 1010-8; Sudán) y paleoclima.
El papel y la importancia de la Península Arábiga en las dispersiones de los humanos modernos fuera de África, son objeto de polémica.

La variabilidad observada en los conjuntos líticos del PM de Arabia, muestra diferentes tradiciones que probablemente reflejen diferentes poblaciones que habitaron la Península Arábiga durante la segunda mitad del Pleistoceno superior (Rémy Crassard y Yamandú Hieronymus Hilbert, 2013).
En 2012 Michael D. Petraglia et al comunicaron el hallazgo de varios yacimientos en el desierto de Nefud (Jubbah), que incluyen la ocupación más antigua fechada para la región. Los conjuntos de herramientas de piedra se identificaron como una industria del Paleolítico Medio que incluye métodos Levallois de fabricación y producción de herramientas en lascas.

Eleanor M.L. ScerriHuw S. GroucuttRichard P. Jennings y Michael D. Petraglia han analizado cuantitativamente un conjunto de datos métricos y morfológicos que describen las secuencias de reducción lítica de tres yacimientos en la zona de Jubbah:
  • La reducción de los núcleos se efectuó de forma diferente que en el Norte de África. Sin embargo, las técnicas específicas de conformación del núcleo, preparación y producción de escamas se realizaron mediante una serie de métodos también presentes en la MSA del noreste de África en conjuntos nubios Levallois excavados en la década de 1960 (8751, Egipto; 1033 y 1010-8, Sudán).
  • El conjunto de Jebel Umm Sanman 1 es significativamente diferente de los conjuntos Jebel Katefeh 1 y Jebel Katefeh 12 y de los conjuntos africanos del mismo periodo, lo que implica una inesperada diversidad durante MIS 5 (ca 125-70 ka).
Este nuevo análisis apoya un Out of Africa temprano y la presencia de varios linajes humanos en Arabia en MIS 5.

Enlace
Comentarios de Charles Q. Choi
Industrias del Paleolítico Medio en Asia Occidental
Tumblr Themes
Paleoantropología hoy
Tumblr Themes
"Tesis minimalista fuerte" defiende la emergencia reciente del lenguaje y el innatismo
¿Cuándo surge el lenguaje humano? Podemos agrupar las teorías en dos tendencias:
  • El lenguaje es una característica antigua, que puede rastrearse al menos a partir de Homo erectus.
    • Dan Dediu y Stephen C. Levinson (2013) proponen, en base a indicios lingüísticos, genéticos, paleontológicos y arqueológicos, que el lenguaje moderno es una característica antigua de nuestro género, de fecha anterior, al menos, al último ancestro común de los humanos modernos y los neandertales, hace cerca de medio millón de años. Argumentan en contra de un escenario saltacionista de la evolución del lenguaje, y a favor de un proceso gradual. La actual diversidad lingüística, podría contener trazas de las lenguas habladas por otras formas humanas, como los neandertales.
    • Un indicio del momento en que aparece el lenguaje a lo largo del proceso de filogénesis puede fundarse en la presencia de herramientas con un cierto grado de complejidad, pero es fácil caer en argumentos circulares.
    • La capacidad craneana aumenta considerablemente de forma brusca hasta casi la duplicación con el Homo erectus. Esto implica que probablemente durante el desarrollo del género Homo apareció el lenguaje y la capacidad de manipulación del entorno. El área del lenguaje se ha establecido en el lóbulo frontal, sin embargo los tamaños relativos (volumen cerebral/peso del animal) no difieren para el lóbulo frontal en primates y hombres actuales. Esto no sucede en todas las regiones del lóbulo frontal ya que algunas regiones del cortex prefrontal se han desarrollado más en el humano.
      • Es difícil defender el aumento de tamaño se refleje en un incremento necesario de la complejidad cognitiva: en nuestra especie misma no se da esa correlación.
    • Por otra parte, el comportamiento cazador y explorador, el trabajo en equipo, no parecen posibles sin lenguaje: la exploración implica la explicación a los demás de los recursos encontrados y la caza mayor la discusión sobre pistas, condiciones meteorológicas, planes de caza alternativos, etc. (Mithen, 2005).
Esquema propuesto por Dan Dediu y Stephen C. Levinson (2013)
  • El lenguaje es reciente, emergió tras una o unas pocas mutaciones genéticas y su desarrollo está relacionado con la explosión cultural del Paleolítico Superior.
    • Según la tesis minimalista fuerte el rasgo distintivo clave del lenguaje (y lo que la teoría evolutiva debe explicar) es la estructura sintáctica jerárquica. En este enfoque innatista, el lenguaje es una característica sólo de nuestra especie, y carece de sentido plantearse si otros primates pueden hablar. Los sistemas que podemos encontrar en muchos animales son medios no lingüísticos de transmisión de la información.
      • Aspectos como la capacidad de cualquier sujeto para hablar la lengua materna o el carácter creador del lenguaje humano, apoyan esta perspectiva.
      • Su referencia filosófica es el racionalismo cartesiano y su posterior traducción en la teoría del conocimiento de Kant.
      • Chomsky, Lenneberg, Pinker.
    • Para Cela, el mejor punto de partida es la hipótesis chomskiana de la existencia de un bagaje genético importante que convierte la capacidad de hablar es un patrimonio innato de nuestra especie. El Problema de Platón o problema de la pobreza del estímulo apunta a la desproporción entre señales procedentes del medio y respuestas del sujeto (¿cómo es posible aprender con tanta perfección la lengua materna partiendo de medios tan pobres?) y fue explicado por Chomsky invocando una importante carga innata que incluye los elementos profundos de la gramática.
    • Charles Yang (2013) ha utilizado los métodos estadísticos para comprobar el innatismo de la gramática y la especificidad de los humanos.
    • Para Place (2000), esto obliga a postular una aparición súbita de estas capacidades. Pero no es posible imaginar una mutación así, sino que debieron producirse una serie de mutaciones acumuladas a lo largo de millones de años cada una de las cuales proporcionó ciertas ventajas selectivas. Una maduración lenta y gradual de las facultades cognitivas y un salto último dado en nuestra especie o tal vez en los neandertales, es un esquema mínimo de la filogénesis del lenguaje compatible con las propuestas chomskianas.
      • Las primeras mutaciones serían útiles para la construcción de herramientas. La comunicación en esa época era meramente gestual, semejante a la de los chimpancés.
La facultad de generar mensajes de forma virtualmente infinita es para Chomsky específica e innata, pero es razonable suponer que el camino hacia el lenguaje humano es la suma de una serie muy diversa de aptitudes comunicativas cuya filogénesis se extiende al menos 2 Ma, pero además hay que tener en cuenta que en un momento determinado, esa capacidad comunicativa toma un rumbo completamente distinto mediante la aparición de:

El lenguaje debe ser entendido como un sistema cognitivo computacional. En el lenguaje podemos distinguir tres componentes: reglas sintácticas, representaciones y unidades léxicas. Las representaciones mentales están relacionadas con el mundo interno y con el externo mediante las correspondientes interfaces sensorio-motora y conceptual-intencional.

Según Johan J. Bolhuis, Ian Tattersall, Noam Chomsky y Robert C. Berwick el lenguaje debe ser entendido como un sistema cognitivo computacional con estructura semántica jerárquica, implementado neuralmente, que no puede ser equiparado con el “lenguaje como comunicación”. Los sistemas comunicativos están presentes en todos los animales e incluso en las plantas. Por lo tanto, el origen de la facultad del lenguaje no se reduce a la evolución de la comunicación. Para los autores, los sistemas comunicativos de animales no humanos, incluyendo simios y aves canoras, no muestran estructura semántica jerárquica.
  • La sintaxis del lenguaje humano se puede definir por medio de una única operación que lleva exactamente dos elementos (sintácticos) y los pone juntos para formar el conjunto {a, b}. Llamamos a esta operación básica “unión”. La “tesis minimalista fuerte" sostiene que esta "unión" junto con la búsqueda cognitiva computacional de eficiencia son suficientes para dar cuenta de gran parte de la sintaxis del lenguaje humano. Tras una "unión", dos elementos se fusionan en un conjunto {las, manzanas} al que puede aplicarse una nueva unión para producir un nuevo conjunto {comió, { las, manzanas }}, de esta forma se deriva la estructura jerárquica que distingue el lenguaje humano de todos los otros sistemas cognitivos no humanos conocidos.
Los análisis recientes sugieren que se puede producir un cambio genético significativo en las poblaciones humanas en unos pocos cientos de años. Los cambios evolutivos, también pueden ser rápidos, en tan sólo unas pocas generaciones, como el tamaño y forma de los picos de los pinzones de las Galápagos, la resistencia de los insectos a los pesticidas tras la Segunda Guerra Mundial, o el desarrollo humano de la tolerancia a la lactosa en las sociedades de cultura láctea. Además, la evidencia paleoantropológica sugiere que el pensamiento simbólico, relacionado con el lenguaje, surgió recientemente.

Para los autores, las evidencias paleoantropológicas, arqueológicas y genéticas nos informan de la disponibilidad de capacidades físicas e intelectuales relacionadas con el lenguaje pero no pueden informar sobre el momento de su emergencia. La facultad del lenguaje es una muy reciente adquisición en nuestro linaje, y no fue adquirida en el contexto de la modificación lenta y gradual de los sistemas preexistentes en virtud de la selección natural, sino en un único y rápido evento que facilitó la operación básica de “unión” de alguna manera específica para exteriorizar los cálculos internos y, sobre todo, los “elementos conceptuales elementales” que hemos identificado con las palabras.

Esta “tesis minimalista fuerte" es compatible con:
  • La escas diferencia en genes codificadores entre Homo sapiens, con lenguaje, y Homo neanderthalensis, sin lenguaje para los autores.
  • La “congelación” evolutiva de la capacidad del habla durante los últimos miles de años.
  • El surgimiento y evolución recientes de las capacidades simbólicas.
Ampliación del espacio cognitivo en el eje sociocultural
Tumblr Themes
Paleoantropología hoy
Tumblr Themes
Taung 1 no muestra adaptaciones humanas en la región prefrontal
 Vista superior de Taung 1, cráneo original  endomolde, con la parte frontal abajo en la imagen. La región bregmática del endomolde se encuentra unos 3 cm por detrás del borde roto del frontal. Se pueden observar depósitos de calcita que llenaron los vacíos suturales durante el proceso de fosilización. La sutura metópica no muestra un relleno de calcita.
El holotipo de Australopithecus africanus, Taung 1 (El niño de Taung; Taung child) fue hallado en 1924 por Raymond Dart. Parte del cráneo (molde craneal), cara y mandíbula de un individuo joven (3-4 años), con la dentición decidua. El primer molar permanente empieza a emerger. Con dificultades para una buena datación. Es el ejemplar más antiguo sobre el que puede estudiarse la evolución homínida del cerebro. Su capacidad craneana es de 410 cc y se supone que de adulto tendría una capacidad de 440 cc. El gran tamaño del cerebro y pequeño tamaño de los caninos, junto con la posición centrada del foramen mágnum convencieron a Dart de su bipedia. Procede del paleosuelo y no de una cueva como en principio había especulado Philip Tobias (Philip J. Hopley et al, 2013). Presenta otros rasgos llamativos:
Robert Martin (2000) supone una escasa diferenciación sexual en el Australopithecus africanus y por ello cree que se sobreestimó su tamaño corporal, de modo que el incremento de encefalización se daría ya en esta especie, posiblemente relacionado con la actividad locomotora y la búsqueda de un tipo diferente de alimentos a su vez relacionados con las necesidades de un cerebro en expansión.

Frank et al (2000), comparando los endocráneos de diferentes especies de parántropos y los de Austraopithecus africanus, dan una idea de la evolución cerebral parecida a la de Martin, apoyando la hipótesis del Australopithecus africanus como un ancestro del Homo.
  • Los endomoldes de Australopithecus africanus indican una reorganización del cerebro con un aumento sustancial en el tamaño (aunque esa reorganización probablemente no tuvo lugar en el Paranthropus). Los polos frontales son cuadrados, y los polos temporales se ampliaron anterolateralmente, lo que indica la expansión de los lóbulos frontal y temporal.
  • Hay evidencia de que australopitecinos dieron a luz a bebés comparativamente de gran cerebro, lo que implica modificación evolutiva del desarrollo perinatal: El endocasto de Taung 1 reproduce una sutura metópica parcialmente fundida. Esta condición es relativamente frecuente en los jóvenes adultos humanos modernos, pero rara en los chimpancés. La fusión retardada de la sutura metópica podría ser adaptativa en varios aspectos: facilita el nacimiento de bebés de cerebro grande y permite la rápida expansión postnatal del cerebro, en especial de la corteza frontal.
Ralph L. HollowayDouglas C. Broadfield y Kristian J. Carlson han utilizado tomografía computerizada de imágenes de alta resolución de Taung 1 para probar las anteriores hipótesis.

Los autores no han observado evidencias de retraso en el cierre de la sutura metópica ni remanente de la fontanela anterior. En comparación con el chimpancé, no se percibe un incremento de tamaño en la región prefrontal. Por tanto, este homínido temprano no muestra las adaptaciones en la región prefrontal que caracterizan la ontogenia de los HAM.

Enlace
Comunicado de la Universidad de Witwatersrand
Australopithecus africanus
Ampliación del espacio cognitivo en el eje filogenético
Tumblr Themes
Diferencias entre el Achlense Temprano y Tardío de la India

Cuchillo de Morgaon (arriba) y un hacha de mano de Patpara (abajo). Se observan diferencias en la densidad de las cicatrices y en el espesor.

En el subcontinente indio, se han identificado cientos de yacimientos achelenses, principalmente en superficie en terrazas fluviales (Petraglia, 2006), que se extienden en el tiempo por más de 1,5 Ma. Algunos de ellos:
Varios autores (Misra 1978, Gaillard et al 1986 Mishra 2007; Paddayya 2007 Shipton et al 2009;. Shipton 2013) han identificado patrones temporales, en particular en relación con la forma de los bifaces. Estas tendencias cronológicas incluyen:
  • En los bifaces: 
    • Disminución en el tamaño.
    • Incremento en la delgadez relativa.
    • Disminución en la elongación.
    • Disminución en la variación de la forma.
    • Aumento en la variación del tamaño.
    • Aumento en la densidad de cicatrices en las escamas bifaciales.
  • En los conjuntos
    • Aumento de positivos en escamas.
    • Disminución en la proporción de bifaciales.
    • Aumento en el uso de materiales criptocristalinos.
Ceri Shipton,.S. Mishra, K. Paddayya, Sushama G. Deo, J.N. Pal, N. Roseboom, C. Gaillard, M.C. Gupta y Y. Hou hana comprobado estadísticamente estos patrones comparando tres conjuntos antiguos del Achelense  (Isampur, Chirki-on-Pravara y Singi Talav; más de 780 ka) con cuatro más modernos (Teggihalli II, Mudnur X, Bhimbetka IIIF-23, y Patpara; menos de 780 ka).
  • Tendencias cronológicas que han resultado ilusorias:
    • Disminución en la variación de la forma.
    • Aumento en el uso de materiales criptocristalinos.
  • Las demás, han quedado confirmadas por los análisis. Hay excepciones dentro de estas tendencias que indican que las distinciones no son absolutas, sino que están influenciadas por múltiples aspectos del comportamiento.
  • Cuatro tendencias en los bifaces, proporcionan distinciones importantes:
    • Disminución en el tamaño.
    • Incremento en la delgadez relativa.
    • Disminución en la elongación.
    • Aumento en la densidad de cicatrices en las escamas bifaciales.
Enlace
El Achelense en Asia
Tumblr Themes
Chatelperroniense
Debe su nombre a la población de Châtelperron (Allier, Francia), donde fue identificado por primera vez por Breuil en 1906.

Inicialmente fue interpretado como una cultura del Paleolítico Superior. La aparición en los yacimientos franceses de Arcy sur Cure y Saint Cesaire de restos de neandertal asociados a niveles chatelperronienses abrió un intenso debate acerca de su naturaleza y de su significado en el proceso de tránsito del Paleolítico Medio al Superior y de extinción de los neandertales. Actualmente, Saint Cesaire no se incluye dentro de la cultura chatelperroniense.

Para que un conjunto sea atribuido al chatelperroniense, se requiere la presencia del fósil director (la punta de Chatelperron) y de una tecnología claramente laminar.
  • El cuchillo o punta de Chatelperron corresponde a una lámina (a veces ancha) con una punta aguda y desviada. Uno de sus lados tiene un dorso curvo obtenido por retoque abrupto por lo general sobre una sola cara. El otro lado no está retocado (cara pasiva).
El Chatelperroniense se caracteriza por una industria lítica muy avanzada, en la que destacan los núcleos laminares de explotación bipolar y un utillaje característico.
  • Raspadores, buriles, truncaduras.
  • Una forma original de puntas sobre láminas de dorso rebajado, con ligera curvatura en la punta, empleada como lanza o cuchillo.
  • Un fondo musteriense, del que evolucionaron, quizá por influencia ariñaciense con piezas como raederas y denticulados.
Dentro de la industria ósea se documentan azagayas, punzones, retocadores y alisadores, sencillos y cuidadosamente tallados, aunque solo en siete yacimientos (Brassempouy, Châtelperron, Grotte du Renne, Laussel, Roc-de-Combe, Roche-au-Loup y Trou de la Chèvre; D´Errico et al, 1998, 2003; Pelegrin y Soressi, 2007).
Aparecen también ornamentos (Arcy-sur-Cure), incluyendo colgantes perforados y acanalados realizados con dientes, huesos, discos de marfil y tubos de Dentalium. Con distinta técnica a la del auriñaciense. Se han hallado adornos en 6 de los 125 yacimientos conocidos (Cauna de Belvis, Châtelperron, Grotte du Renne, Roc de Combe, Roche-au-Loup y Roche de Quinçay).
También hay evidencias del uso consistente de pigmentos (Laure Dayet, Francesco d’Errico y Renata García-Moreno, 2014).
    Métodos levallois y discoide junto con métodos típicos del Paleolítico Superior, como un prismático bipolar diferente al del auriñaciense.

    Corresponde con hallazgos neandertales.

    La cronología de este tecnocomplejo está actualmente en revisión. Los nuevos resultados ofrecidos por las dataciones de muestras tratadas mediante ultrafiltración (Hublin et al 2011) sitúan el Chatelperroniense entre hace 45-40 ka (dataciones calibradas).

    La naturaleza del Chatelperroniense, es objeto de debate:
    • J. Zilhao y F. d’Errico et al 1998, plantean que el Chatelperroniense es un producto original de los neandertales, cuyas sociedades están cambiando antes de la llegada de los HAM, resultado de la evolución del Musteriense de Tradición Achelense tipo B (MTA B).
    • P. Mellars, piensa que el Chatelperroniense es una especie de imitación del Auriñaciense, resultado del contacto y aculturación entre HAM y neandertales.
    • J.-J- Hublin y M. Roussel defienden que las características avanzadas del Chatelperroniense se producen por una difusión de HAM establecidos en el Centro y Este de Europa (Hublin et al 2012).
    • J-G. Bordes y O. Bar-Yosef (2010) plantean la posibilidad de que la asociación entre restos de neandertal y niveles Chatelperronienses sea falsa y que este tecnocomplejo sea, de hecho, un producto de los primeros HAM que alcanzaron el occidente europeo.
    Yacimientos chatelperronienses con adornos y tecnología ósea en Francia.

    Cuchillo o punta de chatelperron.

    Yacimientos

    La dispersión geográfica de los yacimientos Chatelperronienses es reducida, se documentan cuatro focos principales: Región de París, Dordoña, Charente y País Vasco. Los tipos de yacimientos son muy variables, destacando, además de las largas secuencias en cueva como Quinçay o Arcy-Sur-Cure, los yacimientos al aire libre como Tambourets, Vieux-Coutets o Le Basté.
    • España
      • Cueva Morín, Cantabria. José Manuel Maíllo-Fernández (2005). Industria con rasgos arcaicos.
      • Labeko Koba, Vascongadas. 34.215-29.750. Barandiarán Maeztu (1996).
      • Ekain, Vascongadas. >30.600. Davies (2000).
      • Aranbaltzu (Rios et al, 2012)
      • Cueva de El Pendo, Cantabria
    • Francia.
      • Roc de Combe. Département Lot. 45.100-31.000. Hedges et al (1990). Zilhao (2007).
      • Grotte du Renne, Arcy sur Cure. Yonne. 45.100-15.350. David et al (2001). Steven y Hedges (2004)
      • Grotte des Fées, Châtelperron, Département Allier. 40.650-39.150. Gravina et al (2005).
      • Roche-au-Loup. Merry-sur-Yonne,  Département Yonne. >40.000. Delibrias et al (1976).
      • Le Flageolet. >39.000-35.000. Zilhao y D’Errico (1999).
      • Combe Sauniere. 38.100-33.000. Mellars (1999).
      • Brassempouy. Département Landes. 36.130-31.690. Mellars (2000). Zilhao (2007).
      • Abri Dubalen (Brassempouy). 36.130.
      • Saint-Césaire. Département Charente-Maritime. 36.300.
      • La Quina Aval. Charente. 35.950. Zilhao (2007).
      • Caune de Belvis. 35.425. Bazile (1984).
      • Les Cottés, St. Pierre de Maille, Vienne. 33.300-31.900. Vogel y Waterbolk (1967).
      • Abri Bordes-Fitte, Roches d’Abilly, Département Indre-et-Loire.
      • Abri du Chasseur, Fontechevade, Charente.
      • Bos de Ser, Département  Corrèze.
      • Chapelle-aux-Saints, Département Corrèze.
      • Chez-Pourré – Chez-Comte, Département Corrèze.
      • Combe Capelle. Dordogne.
      • Fontenioux, Département Vienne.
      • Gargas, Département Hautes-Pyrenées.
      • Gatzarria , Département Pyrénées-Atlantiques.
      • Grotte de la Chaise ,Vouthon, Charente.
      • Grotte du Trou de la Chèvre, Bourdeilles, Département  Dordogne.
      • Isturitz, Département Pyrenées-Atlantiques.
      • La Cote , Département Dordogne.
      • La Ferrassie, Département Dordogne.
      • Le Basté, Département Pyrénées-Atlantiques.
      • Le Moustier, Département Dordogne.
      • Le Piage, Département Lot.
      • Le Portel; Loubens; Département Ariège.
      • Les  Abeilles, Département Dordogne.
      • Pair-non-Pair, Département Dordogne.
      • Quinçay, Département Vienne.
      • Vieille-Grange;  Mérigny, Département Indre; France
    © Marian Vanhaeren und Michèle Julien
    Adornos chapelterronienses. Grotte du Renne.
    Yacimientos chatelperronienses
    Tumblr Themes
    El Szeletiense


    Distribución geográfica del Szeletiense, relacionada con la cuenca del Danubio Medio. Pueden distinguirse tres regiones: Moravia, al oeste, nordeste de Hungría al este y oeste de Eslovaquia y noroeste de Hungría en el centro. Desconocemos si las comunidades de las tres regiones constituían unidades culturales separadas o si estaban organizadas conjuntamente. La circulación de las materias primas parece argumentar a favor de esta última versión.
    Zsolt Mester resume el estado actual de la investigación.
    Enlace

    Principales yacimientos en la transición del PM al PS. Neruda y Nerudová (2013)
    1. Hradsko
    2. Lubotyn
    3. Dzierzysaw
    4. Mladec
    5. Sipka y Certova díra
    6. Kulna
    7. Pod hradem
    8. Svéduv stul
    9. Drysice III (Zelec)
    10. Brno-Bohunice
    11. Stránská skála
    12. Napajedla Gate
    13. Moravský Krumlov IV
    14. Vedrovice Ia
    15. Vedrovice V
    16. Milovice I
    17. Dzeravá skala
    18. Certova pec near Radosina
    19. Moravany-Dlhá
    20. Alberndorf.
    21. Gudenushöhle
    22. Willendorf II
    23. Senftenberg
    24. Krems-Hundssteig
    25. Stratzing/Krems-Rehberg
    26. Lurgrotte bei Peggau
    27. Pesk
    28. Istálósk
    29. Szeleta
    Modelo de evolución del PM al PS. Neruda y Nerudová (2013), modificado de Nigst (2006).