Lugares, contextos.

Cuerpo y espacio. Los cuerpos construyen lugares y los lugares activan lo que experimentamos.

Tumblr Themes
Un país rinde tributo a su cantor! by fzamoratv http://ift.tt/1eLibUL
Tumblr Themes
Rubén Blades dice adiós! by fzamoratv http://ift.tt/1f7yO7S
Tumblr Themes
Historia genética del ADNmt de Oceanía
Islas cuyas poblaciones fueron incluidas en el estudio
Ana T. DugganBethwyn EvansFrançoise R. FriedlaenderJonathan S. FriedlaenderGeorge KokiD. Andrew MerriwetherManfred Kayser y Mark Stoneking  han obtenido 1.331 secuencias gernómicas completas del ADNmt correspondientes a 34 poblaciones de Oceanía.

Los resultados demuestran el efecto de una homogeneización causada por la expansión austronesia de hace aproximadamente 3,5 ka. Los haplogrupos papúes autóctonos apoyan la hipótesis de una larga historia con algunos linajes con una profundidad temporal de 60 ka.

Enlace
Poblamiento de Oceanía

Tumblr Themes
Primer estudio epigenético de neandertales y denisovanos
Distribución de DMRs a lo largo de las regiones genómicas y los sistemas corporales

David GokhmanEitan LaviKay PrüferMario F. FragaJosé A. RianchoJanet KelsoSvante Pääbo,
Eran Meshorer y Liran Carmel han reconstruido los mapas completos de metilación del ADN de neandertales y denisovanos, mediante el aprovechamiento de los procesos de degradación natural de citosinas metiladas y no metiladas. Comparando estos antiguos mapas de metilación a los de los seres humanos de hoy en día, se identificaron aproximadamente 2.000 regiones diferencialmente metiladas (DMR). 
En particular, encontraron cambios sustanciales de metilación en el clúster HOXD que pueden explicar las diferencias anatómicas entre los humanos arcaicos y actuales. Además, hallaron una alta asociación de DMR y enfermedades. 

Este estudio nos permite conocer el paisaje epigenético de nuestros parientes evolutivos más cercanos y abre una ventana para explorar los epigenomas de especies extintas.

Enlace
Materiales suplementarios
Comentarios de Gemma Tarlach
Comentarios de Sharon Begley
Comentarios de Colin Barras
Evidencias genéticas en el origen del sapiens
Tumblr Themes
http://paleoantropologiahoy.blogspot.com/2014/04/localizacion-y-estratigrafia-de-kanjera.html
Localización y estratigrafía de Kanjera Sur
Cristina LemoriniThomas W. PlummerDavid R. BraunAlyssa N. CrittendenPeter W. DitchfieldLaura C. BishopFritz HertelJames S. OliverFrank W. MarloweMargaret J. Schoeninger y Richard Potts han analizado el desgaste por uso de 62 artefactos olduvaienses de cuarzo y cuarcita de Kanjera Sur, Kenia, datados en ~ 2,0 Ma.

En 23 artefactos, el desgaste de los bordes pudo atribuirse a la transformación de materias específicas.
  • En 7 casos (30%), procesamiento de tejido animal, corroborando la evidencia zooarqueológica de carnicería en el sitio.
  • En  16 (70%), tratamiento de tejidos vegetales, incluyendo madera, órganos de almacenamiento subterráneos, y tallos de hierba o juncos. En algún caso, podrían representar la producción y/o mantenimiento de herramientas de madera.
Enlace
Evidencia de forrajeo en Kanjera Sur
Olduvaiense
Tumblr Themes
Esta tarde tocó heladito rico a juego con mis uñas preciosas 😄 #icecream #helado #frambuesaynata #nails #nailsaddict #lovenails #coolnails #swagnails #nailstyle #permanentnails #perfectnails #gelnails by luciafernandezmakeup http://ift.tt/1ijuKFR
Tumblr Themes
El ancestro común más reciente de homínidos y pánidos no utilizaba herramientas líticas

Michael Haslam ha revisado la información disponible sobre el uso de herramientas por los pánidos y los homínidos.

El ancestro común más reciente de seres humanos y pánidos, utilizaba herramientas, pero probablemente no hizo uso de las herramientas de piedra, y este rasgo surgió por primera vez entre los homínidos en África Oriental durante el Plioceno. 
El uso de herramientas de piedra parece haber sido inventado independientemente por los chimpancés de África Occidental (P. t. verus) en la región de la moderna Liberia-Costa de Marfil-Guinea, posiblemente hace 200-150 ka. Por tanto, el ancestro común más reciente de bonobos y chimpancés tampoco utilizaba herramientas líticas.

Enlace
El antepasado común más reciente de los hominoideos 
El antepasado común más reciente de los homínidos

Tumblr Themes
Nuevo estudio confirma introgresiones neandertal y denisovana
Intgrogresión denisovana en diferentes poblaciones humanas actuales

Introgresión neandertal en diferentes poblaciones humanas actuales

Gundula Povysil y Sepp Hochreiter han analizado segmentos genéticos muy cortos idénticos por descendencia (IBD) en humanos, neandertales y denisovanos, utilizando el método HapFABIA.
  • Algunos IBD se comparten con el genoma ancestral reconstruido de los humanos y otros primates.
  • Otros IBD se comparten con neandertales o denisovanos. Muestran tramos más cortos en comparación con los segmentos no compartidos.
    • Muchos IBD compartidos con los denisovanos se encuentran exclusivamente en los asiáticos y son más largos que los segmentos compartidos con los denisovanos por otras poblaciones continentales. Por lo tanto, se confirma una introgresión denisovana en los antepasados ​​de los asiáticos después de su migración fuera de África.
    • Los asíáticos comparten más IBD con los neandertales, pero los europeos comparten también con estos un porcentaje considerable de segmentos. Los IBD compartidos por neandertales y asiáticos o europeos actuales, son más largos que los compartidos por los africanos. Esto sugiere un flujo genético de los neandertales a los antepasados ​​de los asiáticos y los europeos después de que salieron de África.
    • Muchos IBD compartidos por los africanos y los denisovanos o los neandertales son exclusivos en aquellas poblaciones y son sorprendentemente cortos. Por lo tanto, se supone que son muy viejos. Esto puede indicar que estos segmentos se derivan de ancestros de los HAM, neandertales y denisovanos que han sobrevivido en los africanos.
Enlace
Hibridación entre neandertales y sapiens

Tumblr Themes
El Paleolítico Superior en Asia, Australia y Oceanía

Suroeste de Asia

Emiriense

50‐40 ka.
Industria de transición. Elementos del Paleolítico Medio (raederas, levallois) junto a otros del Paleolítico Superior (buriles, reaspadores, talla laminar).
Característica punta de Emireh: punta levallois con talón adelgazado por retoques bifaciales.
Documentado paso de Levallois unipolar a producción de hojas.

Baradostiense o Auriñaciense de los Zagros

40-32 ka.
Montes Zagros, Irán.
Presenta una tecnología lítica y laminar compuesta por raspadores carenados, buriles, puntas de Font-Yves y hojitas Dufour a partir de núcleos carenados y elementos del sustrato musteriense del que procede (raederas, piezas truncadas-facetadas). No se ha encontrado tecnología ósea ni adornos, indicando la posibilidad de que se deba a la escasez de materia prima orgánica y a la mala conservación de los materiales orgánicos, así como lo poco que se ha excavado en la zona (Olszewski y Dibble, 2006).

Tsenka Tsanova (2013) ha estudiado los yacimientos del abrigo rocoso de Warwasi y de la cueva de Yafteh.
La comparación de las características técnico-económicas de ambos conjuntos demuestra un vínculo conceptual con los complejos contemporáneos de la costa oeste de Asia y de Europa (ahmariense, protoauriñaciense, etc.).
El carácter tecno-tipológico del conjunto lítico de Warwasi permite discutir si representa una continuidad de las actividades musterienses o si está relacionado con el tipo de ocupación del sitio. No obstante, la tecnología laminar no puede ser considerada un continuidad del musteriense.
La coexistencia de técnicas conservadas y novedades tecnológicas confirma un continuo cultural y cognitivo entre el musteriense y el auriñaciense y una evolución in-situ.

Enlaces:
La imagen a tamano completo (116 K)
Yacimientos en los Montes Zagros

Ahmariense

38‐22 ka.
Transformación tecno‐tipológica generalizada con desarrollo de talla laminar a partir de variantes levallois. Alto porcentaje laminar, hojas y hojitas con utillaje típico del Paleolítico Superior y ausencia de levallois. Característica punta de El Ouad: a partir de pequeñas hojas y hojitas con extremo distal apuntado por retoque semiabrupto y directo en uno o ambos bordes.
Esporádicamente azagayas. 
Siria, Israel y Turquía

Auriñacense levantino o Anteliense

32‐22 ka.
Solamente en costa central de Levante. 
Formato alóctono de grupos del este europeo. 
Disminuye producción laminar respecto a Ahmariense.
Más del 50% de lascas. Lascas y hojas espesas para raspadores carenados, buriles y hojas auriñacenses. También útiles sobre hojita: puntas El Ouad, hojitas dufour y hojitas de dorso curvo. 
Azagayas en hueso y asta. 
Escasas representaciones artísticas.

Atlitiense

25‐17 ka
Fase final del Auriñacense levantino. 
Buriles poliédricos y sobre truncatura cóncava, raspadores carenados y nucleiformes.
Alto porcentaje de hojitas y puntas de dorso. Algunos microlitos geométricos.

Asia Central y Siberia

Kara‐Bom (43 ka; Altai, Rusia), Chikhen Agui/Ear Cave (30,5 ka; Mongolia) y Shuidonggou (40-32 ka; China)

Producción de hojas con materias primas de buena calidad obtenidas a mucha distancia del yacimiento, donde preparaban los núcleos, similares a levallois. Poca frecuencia de raspadores y buriles, y sí alto porcentaje de útiles del período anterior: raederas, muescas y denticulados. Condiciones muy frías.

Anui 2

Altai, Rusia. Similar en Ust‐Karakol.
33,5‐27 ka
Primeras industrias auriñacenses de origen alóctono a la región y realizadas por sapiens moderno.
Tecnología laminar con raspadores, muchos carenados, y buriles, hojas auriñacenses, algunas con muesca, perforadores y hojitas de dorso.
Azagayas, leznas y retocadores, en asta, hueso y marfil.

Mal’ta 

Rusia
25‐20 ka. 15‐12 ka.
Estructuras para establecimiento estival (cabañas ligeras semienterradas) e invernal (grandes cabañas en hueso de mamut).
Industria laminar (raspadores, buriles, perforadores,etc). Enterramientos bajo fosa con ajuar rico.
Abundante arte mobiliar: grabados, venus, esculturas.

Cultura de Dyuktai

Siberia septentrional.
30‐11 ka.
Industria laminar con tipos característicos del Paleolítico Superior (buriles, raspadores, hojas retocadas, útiles sobre hojita).
Característica punta bifacial muy delgada y de gran longitud (13 cm). Ind. ósea con azagayas y agujas. Posible precedente de culturas Clovis de Norteamérica.

Industrias Indias

30‐10 ka. Mishra Sheila et al (2013) han datado la industria microlítica de Mehtakheri, Madhya Pradesh, en 45 ka.
Varios yacimientos cerca de ríos en zonas áridas.
Industria sobre hojas y hojitas de núcleos prismáticos con marcada diversidad regional. 
Raederas (trabajo de bambú); hojas, hojitas sin retocar y de dorso (flechas, flechas de pesca, anzuelos de púas, cuchillos o dagas). 
Buriles, puntas de aletas y pedúnculo y abundantes choppers. 
Piedras perforadas para redes de pesca. 
Baghor: piedra natural de culto a la diosa madre. 
Arte mueble de avestruz con motivos geométricos.

Yacimientos microlíticos de la India. Mishra Sheila et al (2013)
Nombre del sitio Latitud Longitud Lab no Fecha (BP) Cal pal BP 68% Gama de cal BP
1 Mehtakheri 22 ° 13 ‘44 “N 76 ° 01’ 36” E AA8463 > 42900 > 46555 > 45028 - 48081
1 Mehtakheri 22 ° 13 ‘44 “N 76 ° 01’ 36” E A6518 30106 1040-920 34.380 ± 991 33,389-35371
2 Dharampuri 22 ° 08 ‘26 “N 75 ° 19’ 13” E BS 286 25.160 ± 850 29.975 ± 997 28,977-30972
3 Nawarkheda 22 ° 06 ‘39 “N 75 ° 14’ 03” E BS 2243 24.110 ± 820 28.971 ± 883 28.087 hasta 29.854
4 Khapadkheda 22 ° 08 ‘26 “N 74 ° 57’ 22” E A9446 15680 440-415 18.860 ± 520 18,340-19380
5 Karondia 22 ° 04 ‘09 “N 74 ° 49’ 29” E BS 1846 16.970 ± 170 20.207 ± 356 20,581-19,840
6 Akbarpur 22 ° 08 ‘95 “N 75 ° 28’ 07” E BS 1853 12.390 ± 140 14.610 ± 395 14,214-15005
7 Navadatoli 33 ° 09 ‘29 “N 75 ° 34’ 51” E P 476 4125 ± 67 4, 669 ± 113 4,556-4782
8 Kasrawad 22 ° 04 ‘27 “N 74 ° 56’ 15” E BS 2242 3940 ± 120 4390 ± 180 4570 - 4160
8 Kasrawad 22 ° 04 ‘27 “N 74 ° 56’ 15” E BS 2244 3890 ± 90 4307 ± 123 4184-4430
5 Karondia 22 ° 04 ‘12 “N 74 ° 49’ 29” E BS 1872 3830 ± 70 4248 ± 113 4.135-4361
7 Navadatoli 33 ° 09 ‘29 “N 75 ° 34’ 51” E P 205 3294 ± 125 3548 ± 139 3409-3687
Yacimientos de tecnología microlítica en la India.

Norte de China

40‐10 ka.
Industrias a partir de lascas pequeñas en sílex, pero también en cuarcita y cuarzo. 
Hacia 26,5 ka se generaliza la industria microlaminar a partir de núcleos prismáticos y piramidales con buriles, raspadores, hojitas de dorso, perforadores, etc. También cuchillos de dorso y puntas foliáceas bifaciales.
Condiciones climáticas frías con pequeños bosques y estepa. 
Principales yacimientos: Shiyu, Xianchuan, Xueguan y Hutouliang.

Sur de China

40-10 ka.
No hay industrias microlaminares.
Lascas por percusión directa sobre las que se fabrican raederas y puntas. También choppers y chopping tools. Esporádicamente punzones de hueso. 
Se observa disminución del tamaño del utillaje hacia el final del Pleistoceno, junto a un aumento de industria ósea. 
Cuentas de collar sobre dientes.

Industrias Coreanas

Desde 37 ka
Composición heterogénea con industria laminar (traída desde Siberia y China) y elementos anteriores. Yacimientos en terrazas fluviales del sur. 
Frecuentes puntas de muesca, raspadores, buriles y raederas laterales, becs y denticulados.
Generalización microlaminar a partir de 25 ka BP, desde núcleos prismáticos y piramidales. Hojas para raspadores y buriles.

Yacimientos del Paleolítico superior temprano en Japón. Tsutsumi, 2012.

Japón

Homo sapiens llegó al archipiélago hace unos 40 ka. Se han hallado hachas con filos pulidos en varios yacimientos, lo que sugiere contactos intergrupales regulares.
  • Ishinomoto: 38,5-35,8 ka.
  • Fuji-ishi: 36,5.
  • Hinatabayashi B: 35-32 ka.
  • Umenokizawa: 35-31 ka.
  • Mukoda: 34-33,7 ka.
En la cueva Sakitari-do, Nanjo, Prefectura de Okinawa, se han hallado artefactos de concha utilizados como herramienta, datados en 23-20 ka, asociados a un diente y un hueso del pie humanos.

Australia

La tecnología lítica es simple si se la compara con la de otros lugares de equivalente datación. Quizá se deba al aprovechamiento de recursos marinos y de materiales orgánicos como madera, hueso y concha. El pensamiento complejo queda patente en la utilización de ocre (Lake Mungo 3 y Malakunanja II) los collares de conchas (Mandu Mandu) o la pintura rupestre (Laura South). La existencia de instrumentos sobre hueso está documentada en yacimientos como Devil’s Lair, Bay Cave, Nunamira Cave o Bone Cave. Algunas puntas de hueso como las de Warren Cave, Tasmania, podrían haberse usado parra confeccionar prendas de vestir. Las evidencias más antiguas datan de 56 ka.
Los petroglifos más antiguos se han hallado en el sur de Australia (45 ka). Las hogeras de Lake Mungo están datadas en 30,7 ka. En la misma zona, se ha hallado un enterramiento deliberado, con utilización de ocre, datado en 30 ka. Los dibujos en carbón de Narwala Gabarnmung, en el Territorio Norte, están datados en 28 ka. La evidencia más antigua de cremación en todo el registro arqueológico es el cuerpo de una mujer de Lake Mungo, que fue preparado con ocre.
En Arnhem Land apareció un hacha de basalto con los bordes o filos “semi-pulidos” con una antigüedad de 35 ka
En Windjana Gorge, Kimberley, se ha hallado una herramienta con los bordes afilados pulidos, similar a las típicas del neolítico europeo, con una datación de unos 30 ka.
En Cuddy Springs antiguo lago cerca de Carinda, se han encontrado las evidencias más antiguas de panificación (30 ka). Hace 18 ka se extienden las semillas, la molienda y el horneado.
Los aborígenes de Malangangarr en la tierra de Arnhem, Territorio del Norte, utilizaban hace 22 ka hachas acanaladas. En cuevas profundas bajo los Llanos Nullarbor en Koonalda (en el borde occidental de Australia del Sur, a unos 50 kms del mar), la población aborigen dejó hace 22 ka diseños acanalados en las paredes de la cueva.

Oceanía

Core‐tool‐and‐scraper Tradition

30‐6 ka.
Cantos trabajados, raspadores nucleformes, raederas rectas y convexas, muescas clactoniense retocadas.
Retoques por percusión directa abrupto y semiabrupto. 
  • Waisted axes: hachas sobre cantos planos de rocas de grano grueso con extracciones unifaciales en zona mesial y distal (morfología entallada); para recolectar vegetales y clarear zonas de arbustos; desde los inicios de la ocupación hasta 15 ka.
  • Edge‐ground hatchets: hachas talladas bifacialmente con el filo pulido sobre areniscas; desde 32 ka (norte) hasta 4,5 ka (sur). 
  • Grindstone: piedra de moler para molienda de vegetales, frutos secos, pigmentos y carne; en contextos holocenos. Indústria ósea a partir de 25 ka, con puntas de lanza y jabalina, espátulas y huesos afilados (punzones o agujas).

Small‐tool tradition

Desde 6 ka.
Abandono de tipos sobre nódulo y grandes lascas. Tecnología laminar sobre núcleos prismáticos y talla por presión con tipos más definidos y reducción del tamaño. Hojitas de dorso, puntas unifaciales y bifaciales de retoque plano (Pirri o Kimberley), microlitos geométricos y artefactos complejos como propulsores y bumeranes. 
Generalización del sedentarismo desde 3 ka.
Tumblr Themes
La explosión cultural del Paleolítico Superior

Distribución geográfica de tecnologías líticas en Europa y Levante Mediterráneo entre 50-35 ka. Jean-Jacques Hublin, 2013.
Los primeros bifaces achelenses tienen una edad de alrededor de 1,5 Ma. El lapso de tiempo es inmenso. La época musteriense se extiende entre 100.000 y 40.000 años. A partir de esta fecha y hasta 10.000 años el Paleolítico Superior contiene una explosión de objetos claramente artísticos. Esta es la secuencia:
  1. Un largo periodo de más de 1 Ma en el que la cultura achelense contiene, en África y más tarde Europa, bifaces simétricos.

  2. Un periodo de unos 100 ka años coincidente en su mayor parte con la glaciación Würm en el que aparecen útiles a los que algunos autores atribuyen simbolismo incluso religioso.
  3. Un periodo que comprende desde hace 40.000 años a unos 10.000 años atrás y en el que se produce, desde su inicio, una presencia masiva de objetos de intención estética.


PLEISTOCENO
AÑOS A.C.

GLACIACIONES
FASES CULTURALES EUROPA

ÁFRICA
600.000

Günz
Achelense (600.000-90.000)

Homo erectus
Homo antecesor

Homo heidelbergensis
Paleolítico Inferior

Olduvaiense Modo 1
Achelense Modo 2

Homo habilis
Homo rudolfensis

Homo ergaster
Early Stone Age

540.000
I Interglaciar

480.000
Mindel

430.000
II Interglaciar

240.000
Riss

180.000
III Interglaciar

125.000-40.000
Wurm


Paleolítico Medio
Modo 3

Homo ergaster
Homo sapiens arcaico

Middle Stone Age
85.000-34/28.000

Mustriense
Homo neanderthalensis

40.000-28.000

Auriñaciense

Homo sapiens sapiens
Paleolítico Superior

38.000-30.000

Chatelperroniense

Homo neanderthalensis
28.000-20.000


Gravetiense
Homo sapiens sapiens

Modo 4
Homo sapiens sapiens

Late Stone Age
22.000-17.000


Solutrense
Homo sapiens sapiens

17.000-11.000

Magdaleniense

Homo sapiens sapiens
10.000



Mesolítico (Oriente Medio y Europa meridional)
8.000



Mesolítico (Europa septentrional)


5.000/4.000



Neolítico


2.000



Eneolítico o Calcolítico


1.700



Edad del Bronce


800



Edad del Hierro




Los primeros signos indiscutibles de una aparición de la belleza se refieren a la presencia de elementos que pueden considerarse ornamentales.
  • La elección de piedras que contienen fósiles y la talla para que estos fósiles ocupen un lugar central.
    • Noble y Davidson (1996) han indicado que la presencia de fósiles en los pedernales es muy común y que se conocen solo dos hachas con los fósiles en un lugar central.
  • Las perforaciones y grabados por los neandertales en objetos de hueso o piedra.
    • Para D´Errico y Villa (1997) faltan pruebas contundentes a favor de la intención artística de este tipo de objetos. Las perforaciones en los huesos pueden ser debidas a los jugos gástricos de los carroñeros. Los surcos pueden ser marcas de los sistemas arterial y venoso en la superficie e interior de los huesos.
    • Otros autores las han atribuido a la erosión natural o a la acción de los carroñeros.
    • Algunas piezas del yacimiento de Bilzingsleben (Alemania, Homo erectus 350.000 años) muestran dibujos geométricos.
  • En objetos aislados aparecen motivos geométricos. Por ejemplo, en Quneitra (Golán) en un yacimiento de 54.000 años, apareció una pieza con cuatro semicírculos concéntricos grabados con esmero rodeados de líneas angulares que siguen más o menos su forma y líneas verticales en el costado derecho; una línea sinuosa sigue la forma del borde derecho roto del pedernal.
    • Según la interpretación de Marshack, las líneas verticales indican una clara intención de cubrir toda la superficie disponible y la línea sinuosa del borde derecho también es intencional. Esto indica una sorprendente complejidad cognitiva y una técnica muy compleja, con una coordinación precisa de los movimientos de las manos, bajo la evaluación del sistema visual, de acuerdo con un plan mental preconcebido.
    • No cabe identificar la capacidad cognitiva necesaria con la capacidad artística. La garantía de intención artística es la falta de utilidad, como en el caso de las piezas de Bilzingsleben.
    • Frente a quienes consideran que el arte prehistórico intenta representar el mundo exterior, la prevalencia de ciertos patrones geométricos a lo largo de todo el mundo se ha explicado en base a alucinaciones. Tom Froese et al (2013) formulan la hipótesis de que cuando estos patrones visuales son vistos durante estados alterados de conciencia, son experimentados de manera directa como altamente cargados de significado; en otras palabras, los patrones son percibidos directamente como algo significativo y por lo tanto se ofrecen a sí mismos como motivos sobresalientes de uso en los rituales.
Por tanto, los objetos artísticos:
  • Son muy antiguos (350.000-54.000 años).
  • Se deben a una acción antrópica (humana).
  • Carecen de utilidad.
  • Muestran una disposición geométrica que indica una cierta intención estética.
En el abrigo de la desembocadura del Klasies (Costa del Cabo, Sudáfrica) se econtraron más de 180 piezas de ocre rojo. Para Mithen (2005) el pigmento rojo es simbólico mientras que el negro utilizado por los neandertales no lo es.

Los grabados de la del río Klasies (Sudáfrica, 100 ka) y de la cueva de Blombos (Sudáfrica, 70 ka) son los primeros símbolos inequívocos encontrados. En Blombos aparecieron también más de 8.000 piezas de ocre, muchas de las cuales fueron utilizadas, quizá para pintarse el cuerpo o decorar objetos que no se han conservado. También se encontraron conchas.

El yacimiento de Kostenki 17 (Rusia, 38 ka) es el más antiguo en el que aparecen inequívocas muestras de objetos artísticos.

Otra característica importante del Paleolítico Superior es el movimiento de grandes cantidades de pedernal, a veces incluso a lugares donde se podrían haber utilizado materiales locales. Es posible que aquellos seres estuviesen muy interesados en el exotismo de las piedras.

Mary Stiner y sus colegas (por ejemplo, Stiner 2002 , 2006; Stiner y Kuhn 2006; Stiner y Munro 2002; Stiner, Munro y Surovell 2000), han demostrado que en la cuenca del Mediterráneo cambiaron las estrategias de subsistencia en la época de la transición PM-PS, sobre todo en lo relacionado con la explotación de la caza menor. Mientras que las poblaciones del PM explotaron principalmente caza menor de movimiento lento y crecimiento lento, como tortugas y moluscos marinos, los cazadores del PS se centraron en animales rápidos como liebres y aves. Este patrón no es necesariamente universal. El trabajo de Adler y sus colegas en el Cáucaso (Adler y Bar-Oz 2009; Adler et al 2006) precibió relativamente pocos cambios en el comportamiento de la subsistencia humana a través de la transición PM-PS. Del mismo modo, cuando Gaudzinski-Windheuser y Niven (2009) recopilaron datos faunísticos de varios yacimientos paleolíticos en el noroeste de Europa, se encontraron con que el comportamiento de subsistencia fue relativamente consistente entre el PM y el PS, y que los cambios en la subsistencia sucedieron más tarde, durante el PS (Jamie L. Clark y Andrew W. Kandel, 2013).

Grabados. Blombos Cave.

Origen del Auriñaciense

Con respecto al origen del auriñaciense, se han propuesto diversas teorías:
  • Desarrollo policéntrico o evolución in-situ. 
    • Evolución a partir de un sustrato de tradición local, distinta en cada región. 
    • Trinkaus (1983), Oliva (1989), Svoboda y Siman (1989), Valoch (1990), Smith et al (1999), Wolpoff (1999), Bordes (2002), 
  • Transición en mosaico. 
    • Los conjuntos arqueológicos no permiten suponer un origen único y todavía menos interpretarlos en función de una ola migratoria. 
    • Propone una integración progresiva y sin rupturas, esencialmente por préstamo indirecto de un nuevo concepto o idea técnica: la punta en un soporte laminar. Las producciones laminares se inscriben en una continuidad de la herencia técnica por evolución in-situ (con o sin contacto exterior) por préstamo indirecto. Esta hipótesis supone que las adquisiciones técnicas necesarias estaban disponibles desde el final del Paleolítico Medio. La tecnología laminar emergería entonces en lugares diferentes sobre la base de un fondo de conocimiento común y flexible favorable a desarrollo de innovaciones y a la adopción de nuevas concepciones. 
    • Leroi-Gourhan (1945), Marks (1988), Meignen (1996), Meignen y Bar-Yosef (2004), Le Brun-Ricalens y Bordes (2007), Teyssandier (2008), Le Brun Ricalens et al (2009). 
  • Reemplazo 
    • Aculturación y después rápido reemplazo de los neandertales por nuevas poblaciones de sapiens. 
    • Conard y Bolus (2003), Demars y Hublin (1989), Vandermeersch (1989), Stringer (1990), Tillier (1990) Hublin et al (1996), Mellars (2006). 
  • Dispersión progresiva de este a oeste 
    • Otte (1990), Zilhao y d’Errico (1999), Teyssandier (2006), Kozlowski y Otte (2007), Bar-Yosef, 2003. 
  • Dispersión progresiva de oeste a este 
    • Posterior al desarrollo de industrias de transición. 
    • Cabrera Valdés et al (2001), Maíllo Fernández (2003).
Tecnologías europeas y del Levante Mediterráneo entre 45-30 ka. En color, clasificadas dentro del Paleolítico Superior y en blanco y negro clasificadas dentro del Paleolítico Medio. Jean-Jacques Hublin, 2013.

    Protoauriñaciense o Auriñaciense 0 o Fumaniense y Auriñaciense Temprano

    Se caracteriza por la producción de hojas y láminas dentro de la misma cadena operatoria. Además, muestra la primera evidencia de ornamentos con restos marinos fuera de África y Cercano Este. Esto sugiere que sus autores fueron los sapiens (O. Jöris et al, 2011).

    Distinguimos entre un Protoauriñaciense o Fumaniense en el Sur de Europa y un Auriñaciense Temprano al norte de los Alpes. Los conjuntos más antiguos están datados en 39-38 ka 14C (43-42,5 ka 14C calibrado). Con respecto al Protoauriñaciense, en el Auriñaciense Temprano las secuencias de reducción de cuchillas y producción de hojitas se hacen más complejas, y aparecen las puntas de fragmentos de cornamenta. Durante el Auriñaciense Temprano se expanden las redes sociales, se diversifican las tradiciones tecnológicas y aumenta la frecuencia y la diversidad de las formas culturales de carácter simbólico.
    Estos cambios en la cultura material coinciden con cambios climáticos abruptos y marcados: El Protoauriñaciense se produce durante un intervalo de mejoría climática relativa  (ca. 41,5-39,9 k cal BP), mientras que el Auriñaciense Temprano cae principalmente dentro de la fase climática Heinrich 4 (ca. 39,8-37,9 k cal BP), un periodo en el que predominan las condiciones frías y secas en todo el continente europeo. 
    William E. Banks, Francesco d’Errico y João Zilhão (2013) han comprobado la correlación entre los cambios climáticos y ecológicos y los cambios culturales. Según los autores, los cambios en la cultura material están relacionados con una expansión de nicho en respuesta al deterioro de las condiciones ambientales.

    Yacimiento País Nivel(es) Protoauriñaciense Auriñaciense Temprano Referencias
    Les Abeilles Francia 2 Si Si  Laplace et al., 2006
    l’Arbreda España H Si Si*  Zilhão, 2006; Wood et al, 2014
    Aurignac Francia Si  Bon, 2002
    Bacho Kiro Bulgaria 6b/7; 7 Si  Kozlowski, 1982;  Tsanova y Bordes, 2003
    Balauzière Francia Si  Bazile, 1976,  1977
    Barbas Francia Si  Ortega et al., 2006
    Le Basté Francia Si  Chauchat y Thibault, 1968
    Bize (Tournal) Francia G, F Si Si  Tavoso, 1987
    Bocksteinhöhle Alemania Si*  Conard y Bolus, 2006
    Brassempouy (Hyènes) Francia 2DE Si  Bon, 2002
    Brillenhöhle Alemania XIV Si*  Conard y Bolus, 2006
    Caminade Francia F, G Si  Bordes, 1998;  Zilhão y d’Errico, 1999
    Canecaude Francia Si  Bon, 2002
    Castaigne Francia Si  Leroy-Prost, 1979;  Liolios, 2006
    Castanet Francia Lower Si  Peyrony, 1935;  Zilhão y d’Errico, 1999
    Castelcivita Italia 6 (7?) Si  Mussi, 2001
    Abri Cellier Francia A (II) Si  Leroy-Prost, 1979
    Chabiague Francia Si  Bon, 2002;  Chauchat y Thibault, 1978
    La Chaise Francia Si  Leroy-Prost, 1979
    Abri du Chasseur Francia B1, B2 Si  Balout, 1965;  Liolios, 2006
    Combe Capelle Francia Si  Leroy-Prost, 1979
    Combe Saunière Francia VIII Si  Geneste, 1994
    Corbiac-Vignoble Francia Si  Bordes y Tixier, 2002;  Chadelle, 1990
    Les Cottés Francia Si Si  Soressi et al., 2010;  Talamo et al., 2012
    La Crouzade Francia Si  Bon, 2002;  Henry-Gambier y Sacchi, 2008
    Cueva del Otero España 4,00E+08 Si  Bernaldo de Quirós, 1982
    Divje Babe I Eslovenia Si*  Karavani_c,  2000
    El Castillo España 18B Si  Zilhão, 2006
    Esquicho-Grapaou Francia SLC 1b Si  Bazile, 2005
    La Fabbrica Italia Si  Mussi, 2001
    La Ferrassie Francia K6 Si  Delporte, 1984;  Leroy-Prost, 1979
    Le Flageolet Francia XI Si  Lucas, 1997;  Rigaud, 1982
    Fontéchevade Francia B Si  Leroy-Prost, 1979
    Fossellone Italia 21 Si  Palma di Cesnola, 1993
    Garet Francia Si  Klaric, 1998
    Gargas Francia Si  Bon, 2002
    Gatzarria Francia Si Si  Laplace, 1966b;  Bon 2002
    Geissenklösterle Alemania III, II Si  Hahn, 1988
    Gourdan Francia Si  Bon, 2002
    Goyet Bélgica Si*  Liolios, 2006
    Grimaldi sites Italia Si Si*  Laplace, 1966a;  Mussi et al., 2006
    Grotta del Cavallo Italia Si  Mussi et al., 2006
    Grotta di Fumane Italia A2, D3b Si Si  Bartolomei et al., 1992;  Higham et al., 2009
    Grotte du Renne Francia VII Si Si*  Schmider, 2002
    Grotta Paina Italia 9 Si  Leonardi et al., 1962
    Grotta Salomone Italia Si*  Mussi et al., 2006
    Grotte de l’Observatoire Monaco Si Si  Onoratini et al., 1999;  Onoratini, 2006
    Grotte des Fours Francia Si  Leroy-Prost, 1979
    Istállós-ko Hungría Si*  Ringer, 2002
    Isturitz Francia C4c4, 4d, C3b Si Si  Normy, 2002;  Normy et al., 2007
    Klisoura 1 Grecia Si  Karkanas, 2010
    Kozarnika Bulgaria VII Si  Tsanova, 2008
    Krems-Hundsteig Austria Brown Si  Hahn, 1977;  Teyssyier, 2003
    Labeko Koba España VII, VIeIV Si Si  Zilhão, 2006; Wood et al, 2014
    Laouza Francia Si  Bon, 2002
    Lommersum Alemania Si  Hahn, 1989
    Myrin Francia 1 Si  Slimak et al., 2006
    Le Mas d’Azil Francia Si  Bon, 2002
    Mère Clochette Francia Si Si*  Szmidt et al., 2010a
    Mokri_ska jama Eslovenia Si*  Brodar, 1985
    Morín España 8, 7e6, 5 Si Si  Maíllo Fernández et al., 2001;  Zilhão, 2006
    Moulin de Bénesse Francia Si  Bon, 2002;  Merlet, 1993
    Paglicci Italia 24 Si  Palma di Cesnola, 2006
    Abri Pataud Francia 14, 12 Si  Chiotti, 1999;  Movius, 1977
    Pêcheurs Francia Si*  Bazile, 2005;  Floss, 2003;  Lhomme, 1976
    Périgaud Francia Si*  Onoratini, 2004,  2006;  Floss, 2003
    Le Piage Francia K, GI Si Si  Bordes, 2002;  Champagne y  Espitalié, 1981;  Demars 1992
    La Quina Francia Si  Henri-Martin, 1936;  Leroy-Prost, 1979
    Rainaude Francia Si  Onoratini, 1986
    Reclau Viver España Si Si  Canal y Carbonell, 1989;  Zilhão, 2006
    Régismont-le-Haut Francia Si  Bon, 2002
    Les Renardières Francia Si  Bouyssonie et al., 1960
    Roc de Combe Francia Si  Bordes, 2002;  Bordes y Labrot, 1967
    Roche á Pierrot Francia Si Si  Morin, 2004
    La Rochette Francia Si  Leroy-Prost, 1979
    Les Rois Francia B Si  Mouton y Joffroy, 1958;  Ramirez Rozzi et al., 2009
    Abric Romaní España 2 Si  Vallverdú et al., 2005
    Rothschild Francia Si  Ambert, 1994
    Salpêtrière Francia Si  Escalon de Fonton, 1966
    Santimamiñe España VIII Si  Bernaldo de Quirós, 1982;  Liolios, 2006
    Serino Italia Si  Mussi, 2001
    Solutré Francia M12, lev. 6 Si  Combier y Montet-White, 2002
    La Souquette Francia Si  Leroy-Prost, 1979
    Spy Bélgica Si*  Flas, 2008;  Pirson et al., 2012
    Tarté Francia Si  Bon, 2002
    Tincova Rumania Si  Mogosanu 1978;  Pǎ unescu, 2001
    Tischoferhöhle Austria Si*  Bolus y Conard, 2006
    La Tuto de Camalhot Francia Si  Bon, 2002
    Les Vachons Francia 1 Si  Demars, 1992;  Leroy-Prost, 1979
    Velika Pe_cina Croacia H, I Si  Karavanic y Smith, 1998
    La Viña España XIIIeXII Si Si  Fortea Pérez, 1999; Wood et al, 2014
    Vindija Croacia F, G Si*  Zilhão, 2009
    Vogelherd Alemania V Si  Conard y Bolus, 2006
    Wildscheuer Alemania III Si  Terberger y Street, 2003
    Willendorf II Austria 3 Si  Nigst, 2006;  Teyssyier, 2003
    Nota: los yacimientos del Auriñaciense Temprano con un asterisco (*) basan su atribución únicamente en el hallazgo de puntas de fragmento de hueso.

    William E. Banks, Francesco d’Errico y Joao Zilhao (2013), proponen la siguiente cronología:
    • Fechan el Protoauriñaciense entre 42-41,2 cal BP.
    • La transición entre Protoauriñaciense y Auriñaciense Temprano en 40-39,2 cal BP.
    • El Auriñaciense Temprano en: 39,1- 37,1 cal BP.
    • Transición entre Auriñaciense Temprano y Auriñaciense Desarrollado: 37-36,5 cal BP.
    Muy pocos yacimientos tiene asociados restos humanos en un contexto arqueológico claro (Jean-Jacques Hublin, 2013). Algunos ejemplares que se consideraban del Paleolítico Superior Temprano, se han reasignado a períodos más recientes (Hahnöfersand 1, Vogelherd/Stetten 1, 2, 3 y 4, Velika Pećina, San Prokop 1 y Zlatý kůň). Los restos de Cro-Magnon se han datado en 2002 en 27.680 ± 270 (32,1-31,4 ka calibrado), contemporáneos con el Gravetiense. El esqueleto de Combe Capelle ha resultado ser de época mesolítica. La escasez de restos humanos asociados a conjuntos auriñacienses puede deberse a costumbres funerarias peculiares. Asociados a conjuntos del Auriñaciense Temprano, se han recuperado restos de HAM indiscutibles en La Quina-Aval y Brassempouy (Francia).Para el periodo 35-28 ka (ca. 36,5-35 ka calibrado) se han documentado en Europa siete cráneos completos, la mayoría en contextos arqueológicos firmes, pero es difícil asociarlos con algún conjunto concreto. No hay evidencia positiva de la presencia de neandertales en yacimientos Auriñacienses.
      Geissenklösterle. Estratigrafía. Zilhao, 2013.

      Auriñaciense

      Comenzó hace 40 ka. Señala el comienzo del Paleolítico Superior en Europa. Su nombre proviene del yacimiento de Aurignac (Alto Garona, Francia). Es un arte de cazadores arcaicos. Su utillaje lítico se caracteriza por un retoque especial que puede observarse en las láminas y en gruesos raspadores, así como en un conjunto de útiles sobre lascas, acompañados de una diversificada sobre hueso. El auriñaciense está asociado con claridad con el sapiens moderno. Se caracteriza por la producción de puntas cónicas en asta de cérvido (azagayas) para montar armas arrojadizas. En cuanto al arte, presenta en todo el mundo una gran homogeneidad y se distinguen dos grandes estilos:
      • Grabados y pinturas sobre soportes vectores.
      • Estatuillas y otros objetos del arte mueble, como el caballo de Vogelherd, incluyendo flautas, abundantes en la región de Suabia (N. J. Conrad, 2011). El Hombre León se ha datado en 40 ka y es la escultura figurativa más antigua conocida. En Geissenklösterle se halló el ejemplo más antiguo conocido de arte que debe representar a una persona, datado en 35 ka. Otros yacimientos: Hohlenstein-Stadel, Hohle Fels y Sirgenstein.
      En España destaca el yacimiento de la Cueva Morín (nivel 8).
      En Portugal, Pego do Diabo (niveles 2b y 2a), Vascas.
      En Alemania,
      • Keilberg-Kirche (38.600-37.500; Uthmeier, 1996).
      • Brillenhöhle (32.470-30.400; Bolus y Conard, 2006). 
      • Sirgenstein (26.730; Conard y Bolus, 2003).
      En Austria,
      • Willendorf II (38.880-34.100; Haesaerts, 1990; Danblon et al, 1996).
      • Tischoferhöhle (32.010-29.500; Bolus y Conard, 2006)
      En Italia,
      • Grotta di Fumane (37.100). Giaccio et al (2006).
      En Francia:
      • Trou de la Mère (29.490; Brou, 1997-2001).
      En Gran Bretaña,
      • Uphill Quarry (31.730-28.080; Jacobi y Pettitt, 2000; Jacobi et al, 2006)
      • Hyaena Den (31.550-24.600; Jacobi et al, 2006).
      En Eslovenia, Potocka Zijalka (31.490-29.560; Hofreiter y Pacher, 2004).



      Museo de Altamira
      Las pinturas rupestres (Ángel Rivera, 2013)

      • España
        • Altamira en Cantabria. En esta cavidad se trabajó sobre dos figuras del famoso“Techo de los Policromos”, un caballo rojo y un signo abstracto de forma triangular. La datación del caballo fue de 22 Ky, y el signo abstracto se dató en 35 Ky. La conclusión más evidente que puede extraerse es que hubo varios momentos en que se realizó el panel. Estas figuras datadas corresponden a las manifestaciones gráficas que estarían próximas al área de hábitat.
        • El Castillo en Cantabria. Un animal indeterminado, datado en 22 Ky, un disco rojo entre 36 Ky y 34 Ky, una mano en negativo de 37,5 Ky y otro disco rojo datado en más de 40.8 Ky. Todos en el interior de la cavidad (Pike et al 2012).
        • Diversas cuevas del desfiladero del río Carranza, al este de Cantabria (España) con algunas pinturas negras en el interior de tales cavidades. Allí se dataron por TL costras estalagmíticas en 35 Ky. que recubrían pinturas rojas en la cueva de Pondra. Quizá algo similar ocurra en la cueva vecina de Arco B (González Sainz y San Miguel 2001).
        • Tito Bustillo en Asturias (España) se ha datado una figura antropomórfica de pigmento rojo en una horquilla que oscila entre los 35.5 Ky y 29.6 Ky. Sería una de los dos teriomorfos (masculino y femenino) pintados en cada cara de una estalactita plana en el interior de la cueva. Puede ser la figura humana más antigua datada hasta el momento. Hay que añadir una mano del Conjunto V cuyo contexto arqueológico ha dado una fecha de 32.990±450 BP (Balbín et al. 2007).
        • Candamo en Asturias. Se han datado unas manchas negras de asociadas a la representación de toros del muro de los grabados, consideradas las figuras más antiguas de la cueva asturiana, que llegan hasta 33 Ky. (Fortea 2007).
        • Altxerri B en Aya (Guipúzcoa). Marcas aisladas de dedo, un bisonte, un felino, la cabeza de un posible animal, un oso, dos grupos de tres marcas de los dedos y otros motivos más difíciles de interpretar.
      Bisonte de Altamira
      • En Francia:
        • En la Dordoña en general, y singularmente en el Valle de la Vezére. Esta región constituye uno de los ámbitos con mayor concentración de santuarios rupestres. Conocemos varios yacimientos que han proporcionado bloques desprendidos de las paredes de la cueva con representaciones vulvares grabadas, como en La Ferrassie, acompañadas de toscas figuras animales grabadas, desde el Auriñaciense I. En la capa siguiente, Auriñaciense II, aparecen fragmentos de la bóveda del techo con restos de pintura. Similares vulvas grabadas y restos de pintura y grabados aparecen en las paredes y/o niveles auriñacienses de La Croze a Gontran, Abri Balchard, Abri Cellier y Abri Castanet (Delluc y Delluc 1991).
        • En Abrí Castenet se han continuado obteniendo datos al respecto. Así, se han hallado hasta 12 bloques con vulvas grabadas, el nivel auriñaciense de base se ha datado entorno a 35 Ky. (Vialou, 2004). Nuevos datos obtenidos de una actual revisión de la excavación antigua y de las campañas actuales. Los resultados unifican los dos niveles antiguos en un único periodo de ocupación datado en su inicio en 37.4 Ky y en su final en 36.7 Ky. Para su datación se uso C-14 en restos óseos animales. En la campaña arqueológica de 2007 se vieron varios bloques de caliza desprendidos del techo original en contacto con la superficie del nivel arqueológico auriñaciense. Los bloques presentaban grabados y restos de ocre de las figuras representadas. La principal conclusión que extrae el director de estos trabajos (Randall White) es que las representaciones de Abri Castenet estarían relacionadas con la vida cotidiana de los auriñacienses.
      • En Italia:
        • Auriñaciense también sería la figura humana con cornamenta animal, que sostiene un objeto en la mano derecha, pintada en negro en un bloque aparecido junto a otros bloques con restos de pintura, desprendidos de las paredes de la Grotta di Fumane, en el Veneto italiano, en niveles datados entre 36 y 32 Ky. (Broglio y Dalmeri 2005).
      Se han dado varias explicaciones para el arte rupestre:
      • El arte por el arte (Bahn, 2008).
      • Lugares sagrados (Zorich, 2011).
      • Chamanismo bajo los efectos de alucinógenos (Lewis Williams et al, 1988).
      • Rituales, ritos de paso (Bednarik, 2008).
      • Preservación de conocimientos (Mithen, 1988).
      Transición al Auriñaciense. Joao Zilhao (2011)

      Distribución del auriñaciense y las industrias de transición. Joao Zilhao (2011)

      Fases del auriñaciense. Joao Zilhao (2011).

      Yacimientos líticos en Europa y Levante entre 45-35 ka. Joao Zilhao (2011).

      Hoja Auriñaciense  (12 × 4,5 × 2,5 cm) retocada bilateralmente. Está hecha del pedernal típico de Dordogne y fue encontrada cerca de Meyrals en el Périgord Noir, a sólo unos pocos kilómetros de Eyzies, el Vézère y el valle Beune.

        Gravetiense

        El Gravetiense se caracteriza por la proliferación de los elementos de dorso (laminitas y puntas) y por la presencia de muchas variantes industriales, de forma que se le ha calificado de gran mosaico.

        Entre 38-26 ka, corresponden representaciones de mujeres de exagerados rasgos sexuales pero sin rostros (Laussel, Francia y Dolni Vestonice, Moravia). La Venus de Hohle Fels, la representacion humana más antigua conocida, está datada en 40 ka y se halló en 2008 en Hohle Fels (peña hueca) cerca de la localidad de Scheklingen, en el sureño estado alemán de Baden-Württemberg. Se considera que las últimas industrias asignables al Gravetiense de Europa occidental se documentan, dependiendo de las regiones, en torno a 22-21 ka, fechas en las que también se identifican niveles adscritos al Protosolutrense. En cuanto a la Península Ibérica, la finalización de la fase presolutrense/gravetiense en el área cantábrica es la más reciente (22363-20965 cal BP); en el área mediterránea, estos tecno-complejos perviven hasta 24507-23260 cal BP y, en el área atlántica, esta fase concluye entre 26210-24925 cal BP (Aitor Calvo y Alejandro Prieto, 2013).

        • En las llanuras, el arte tomó forma portátil, con pequeñas estatuillas y esculturas a menudo de arcilla, muchas de ellas de animales.
          • La Venus de Willendorf (Austria) fue datada en 26 ka. La piedra caliza de esta Venus de 11 cm procede, casi con toda seguridad, de la región alrededor de la ciudad morava de Brno, a 136 kilometros al noreste de Willendorf. La fuente de las hojas-cuchillo de sílex descubiertas junto con la figurilla son del Moravia del Norte, a unos 150 kilometros más al norte. La figura estuvo completamente pintada con ocre rojo.
        • Las principales grutas que se asocian al Gravetiense son las de Gargas, Pech-Merle, la gran gruta de Arcy-sur-Cure, Cussac y Cosquer. Los animales representados son sobre todo herbívoros. Los predadores están localizados en zonas menos visibles.
          • Cueva de Chauvet (Francia). 425 figuras pintadas y grabados, en excelente estado de conservación.
            Dataciones entre 31-21 ka. La evidencia arqueológica indica una densa ocupación entre 26-18 ka y una población Magdaleniense menos densa (Jean Combier y Guy Jouve, 2014).
          • La Cueva de La Garma (Omoño, Ribamontán al Mar, Cantabria, España) tiene inventariadas más de medio millar de pinturas y grabados paleolíticos, sobre todo de animales, desde bisontes o caballos a uros o toros salvajes y ciervos, aunque también aparecen seres humanos, manos y signos primitivos. Ha sido datada en 30.000 años.
        • En cuanto a hallazgos líticos, destacan La Gravette y el Abri Pataud (Rabier) en Francia y Paglicci en Italia.
        Yacimientos gravetienses de la fachada mediterránea ibérica. 1-Reclau Viver; 2-Arbreda; 3-Davant Pau; 4-Mollet III; 5-Roc de la Melca; 6-Castell sa Sala; 7-Romaní; 8-Balma de la Griera; 9-Ángel (Arenal de Fonseca); 10-Malledetes;11-Parpalló; 12-Porcs; 13-Cendres; 14-Meravelles; 15-Barranc Blanc; 16-Beneito; 17-Sol; 18-Ratlla Bubo; 19-Palomar; 20-Fincade Doña Martina; 21-Morote; 22-Serrón; 23-Zahara; 24-Zafarraya; 25-Nerja; 26-Bajondillo. (Valentín Villaverde).
        • En España Amalda VI, Antoliñako Koba, Cueto de la Mina (niveles H y G), Alkerdi 2, Cueva Morín (niveles 5 y 4) Abitzbitarte III (niveles VI y V), Fuente Salín 2, Hornos de la Peña D, Riera 1, Malladetes, Barranc Blanc, Cova dels Cendres, Cova Beneito, Parpalló, Fuente del Trucho.
        • En Portugal Vale Comprido, Fonte Santa, Cabeço de Porto Marinho, Terra do Manuel.
        • I. S. Polyakov excavó Dolní Vestonice, Pavlov, Avdeevo y Kostenki, en el río Don, hallando restos de chozas, hornos, pozos de almacenaje, utensilios y estatuillas.
        • En Rumanía, Poiana Ciresului (Batca Doamnei, Piatra Neamt), donde se halló un colgante de piedra con elementos decorativos, datado en 20 ka.
        • Es típico el uso de hueso, marfil y cuerno, debido a la ausencia de árboles en los ambientes de estepa-tundra. Con los grandes huesos y colmillos de mamuts se construían estructuras que se cubrían con pieles de animales. La doble ranura longitudinal en los artefactos, se observa únicamente en el gravetiense.
        • El uso de puntas líticas pequeñas (lascas) reutilizadas muchas veces venía impuesto por la necesidad de transportarlas y la escasez de material.
        • Se utilizaban fibras vegetales para elaborar tejidos, cestería, cordajes y redes, que pudieron usarse para capturar liebres y zorros.
        • La cooperación era la clave del éxito. El centro de este estilo de vida estaba en el campamento base. El clima frío conservaba la carne, que se almacenaba en pozos. Alguien debía guardar estos almacenes. Debió surgir una división del trabajo y una especialización. Debido a la abundancia de hielo, el agua no era un impedimento a la movilidad.
        • El lenguaje hablado debía poseer términos especializados en la caza.
        • Los hallazgos sugieren que el trueque pudo haber tenido un papel importante. Por ejemplo, la producción de estatuillas en lugares como Dolní Vestonice alcanzó proporciones industriales.
        • En Předmostí (República Checa) se encontraron restos de primitivos perros (2011).
        • Sungir en Rusia y las cabañas construidas con huesos de mamut en Ucrania, son de datación posterior, simultánea al solutrense en el oeste de Europa.
        • En Sungir (38,9-33,6 ka) apareció una tumba con los esqueletos de dos niños y otra más con un adulto, asociados con miles de pequeñas cuentas de marfil perforadas que debían formar parte de su vestimenta, bastones de mando, figuritas de marfil, collares y brazaletes. Son las pruebas más antiguas de ritos funerarios complejos.
        • En Dolni Vestonice (Moravia) con una datación de 27 ka se encontraron tres individuos enterrados en la misma tumba, pertrechados de collares de dientes perforados y marfil. Estos objetos pudieran ser símbolos de poder y significar que ya en esa época los grupos sociales era más numerosos y estructurados.
        Venus à la corne
        Venus del Cuerno. Laussel.

        Solutrense

        Trabaja exquisitamente el pedernal (puntas, posiblemente para los primeras flechas). Está limitado al oeste de Europa, mientras que en el centro y el este continúa la tradición gravetiense. Se cree que sus productores descendían de los gravetienses, con un posible germen en las puntas de La Font-Robert.

        Recientemente, se ha excavado un posible conjunto “Proto-Solutrense” en el yacimiento al aire libre de Vale Comprido-Encosta (Rio Maior, Portugal, 22 ka BP). Se caracteriza por una punta triangular con adelgazamiento de la base por retoque inverso plano. Estas puntas también se han identificado en Marseillon (Banos, Francia) y en otros lugares.

        El Solutrense se divide en las siguientes fases:
        • Inferior: Se caracteriza por puntas  con retoque plano unifacial que aparecen hace unos 21 ka BP en la Península Ibérica, Aquitania (Laugerie haute, Pataud, Badegoule) y sur de Francia (Salpetriere, Ouillins).
        • Medio (20 ka BP), con las clásicas hojas de laurel con fino retoque bifacial plano, producido por presión, a menudo después de un tratamiento térmico. La frontera norte de la industria se extiende hasta la cuenca de París (Saint-Sulpice-de-Favièresreaches). El tamaño de las puntas es extremadamente variable (3-30 cm), lo mismo que su uso (proyectiles, cuchillos para matanza y trabajo con materiales vegetales blandos). Los ejemplares grandes (Fourneau du Diable, Laugerie haute, Les Maitreaux, Volgu y Solutre) pueden haber sido utilizados para fines no utilitarios.
        • Superior (19 ka BP). Variabilidad diacrónica y regional, ya visibles durante el Solutrense Medio (Montaud). En algunos conjuntos, las grandes cantidades de hojitas con cara pasiva ya indican un cambio en la tecnología de proyectiles.
        • Al finala del Solutrense Superior aparece en el Languedoc el Salpetriense Inferior, con ausencia de retoque solutrense invasivo y concentración de la producción lítica en una herramienta específica: la punta con muesca lateral y contorno asimétrico con retoque abrupto (shouldered point).
        Yacimientos líticos: 
        • Solutré, Les Eyzies, Grotte Placard, Fressignes, Combe Saunière, Laugerie-Haute, Abri Fritsch, Jean Blancs.
        • Fressignes se ha interpretado como campamento y sitio de talla.
        • En España: La Riera, Caldas, Aitzbitarte, Chufín, Urtiaga. Grabados en Cueva de Ambrosio (Vélez-Blanco, Almería).
          • Las primeras evidencias solutrenses se documentan en el área mediterránea, en el rango 26388-25193 cal BP. El rango obtenido en el área atlántica es de 25235-24402 cal BP. En el área cantábrica, 24464 al 23431 cal BP (Aitor Calvo y Alejandro Prieto, 2013).
          • Rios-Garaizar, J. et al han recuperado en la Cueva de Arlanpe (Lemoa, Vizcaya, España) un conjunto de transición entre el Solutrense y el Magdaleniense:
            • La industria lítica destaca respecto a otros yacimientos contemporáneos por el uso de materias primas locales de calidad mediocre, el transporte de sílex desde localidades lejanas, la abundancia de laminillas de dorso, muchas de ellas con huellas de impacto, y la escasez de utillaje típico solutrense. El nivel es pobre en industria ósea y objetos de adorno. La fauna aparece intensamente procesada.
            • El utillaje de caza típico solutrense fue abandonado en favor de las puntas armadas con laminillas de dorso de muy pequeño tamaño, más sencillas de fabricar y mantener.
            • El utillaje de caza (y tal vez la caza en sí) deja de ser el principal elemento de representación individual y de diferenciación social.
            • También es posible que la intensificación de la caza hiciera más eficientes los utillajes de menor coste y mayor facilidad de fabricación.
        • En Portugal: Pego do Diabo (nivel 3).
        core Magdaleniense Aggsbach
        Núcleo de hoja magdaleniense de Leigné les Bois (Poitou-Charentes), de 220 ​​mm de largo

        Magdaleniense

        Supone el techo de la explosión simbólica y artística. Cuevas de Lascaux, Niaux, Cougnac, Rouffignac, Chauvet y Altamira. Los objetos de uso cotidiano se encuentran profusamente decorados con motivos geométricos y representaciones figurativas cuyo nivel de interpretación naturalista del mundo exterior alcanza unas cotas similares a las que pueden expresar hoy los mejor dotados de nuestros artesanos. Aumento y diversificación de las industrias lítica y del hueso.
        • El descubrimiento de la cueva magdaleniense de Chauvet, datada en 32 ka, echa por tierra la secuencia temporal de los diferentes tipos de manifestación artística.
        • La Madeleine, Vézère, Dordoña, fue reconocida a finales de 1863 por Edouard Lartet y Henry Christy. En 1864 apareció una placa de marfil con un mamut grabado. En 1926 el esqueleto de un niño de tres años con exquisita joyería de concha. En 1968, Jean-Marc Bouvier, reinicia la investigación. Yacimientos próximos: Le Placard y Villepin. La industria de pedernal es bastante homogénea; consiste en herramienta de hoja, incluyendo buriles, raspadores finales, y hojitas con dorso pasivo (backed). Los artefactos son a menudo grandes y bien ejecutados y muestran una gran cantidad de variantes sorprendentes.
        • Yacimientos líticos en Francia: Saint-Germain-la-Rivière (Gironde), Gabastou (Dordogne), Les Galinoux (Dordogne), La Fourtonie (Dordogne), Laugerie-Basse (Dordogne), Eglise d’Excideuil (Dordogne), Longueroche (Dordogne), Lestruque (Dordogne), Le Soucy (Dordogne), Moulin-de-Madone (Lot et Garonne), Verlet, La Roche-Posay (Vienne), La Goulaine (Saône-et-Loire), Les Fadets, Vilhonneur (Charente), Leigné les Bois (Poitou-Charentes), Pincevent, Verberie, Etiolles, (cuenca de París)
        • En Alemania: Andernach (Rheinland-Pfalz).
        • La cueva rumana de Coliboaia está datada en 35-23 ka.
        • Yacimientos líticos en España: Cueva de Rascaño (niveles 5 a 3), El Juyo, Bolinkoba, Erralla, El Mirón, Ekain, Lloseta, El Pendo, Altamira, El Castillo, Tito Bustillo, Cova Matutano, Cueva de Chaves, abrigo de Peña de las Forcas (Graus, Huesca), abrigo de la Peña de Estebanvela (Ayllón, Segovia), Bajondillo (Torremolinos, Málaga), Coímbre (Asturias) y Cueva del Olivo (Llanera, Asturias).
        • En Portugal: Vermellosa.
        • Gorham (Gibraltar)
        • En Etiolles, la piedra remontada N103 se compone de 124 piezas, algunas de ellas láminas de más de 30 cm de longitud.
        Las cuevas solutrenses y magadalenienses se localizan en un área muy limitada, puede que por motivos climáticos.

        La importancia de los recursos costeros de Europa occidental a finales del Paleolítico Superior ha sido reevaluada en los últimos años gracias a un creciente cuerpo de evidencia arqueológica, incluida la identificación de más de 50 implementos de hueso de ballena en el nivel Magdaleniense de la cueva de Isturitz (Pirineo Occidental). Jean-Marc Pétillon (2013) ha revisado los hallazgos de veintitrés yacimientos magadalenienses del lado norte de los Pirineos. En once de ellos, se hallaron un total de 109 artefactos de hueso de ballena, en su mayoría cabezas de proyectil de grandes dimensiones. Su distribución geográfica muestra que el hueso de ballena era exclusivamente de origen atlántico, y que los objetos hechos de este material fueron transportados a lo largo de los Pirineos hasta la parte central con distancias de viaje de al menos 350 km desde la costa. Este fenómeno parece haber tenido lugar durante la segunda mitad del Magdaleniense Medio y la primera mitad del Magdaleniense Tardío, ca 17,5-15 ka. Se demuestra así la existencia de una red de interacción duradera que incluía la circulación de las herramientas habituales. Además, las diferencias en las cabezas de los proyectiles de hueso entre el Magdaleniense Medio y el Superior indican un proceso evolutivo en el diseño de armas de caza.

        La dieta se hizo más variada, incluyendo alimentos más abrasivos (Sireen El Zaatari y Jean-Jacques Hublin, 2013)

        En Cantabria (Alejandro García-Moreno, 2014), los sitios más antiguos se encuentran comúnmente a media ladera, mientras que los más recientes se distribuyen de manera uniforme entre el fondo del valle y la media ladera. Desde los más antiguos se controla un territorio más grande, mientras que desde los más recientes hay una visión amplia de la zona inmediata. Los sitios del Magdaleniense Temprano se situaban en posiciones destacadas, que constituían un hito simbólico en el paisaje. La importancia de estos lugares disminuyó en el último Magadaleniense y en el Aziliense, cuando se habitaron sitios con especialización logística de menor tamaño, donde los recursos locales se explotaron más intensamente.
        • Aquellas poblaciones comenzaron a adoptar una dieta más variada, por lo que no era tan importante proteger el territorio y vigilar las manadas, sino que necesitaban un acceso más directo a una variedad de recursos.
        • Las comunidades se aislaron debilitándose los contactos a grandes distancias.
        Cueva de Chauvet

        Arte y lenguaje

        Washburn, Isaac, Lewin, Lumdsen, Wilson, Davidson, Noble, etc., relacionan el origen del arte con el origen del lenguaje.
        Para Davidson y Noble el dibujo necesita cierta comunicación previa y luego este dibujo transforma la comunicación en lenguaje. La palabra /bisonte/ y la pintura de un bisonte representan la realidad. Al contrario que el lenguaje, que no puede parecerse a lo que representa, el dibujo puede hacer esa traslación y por ello se encuentra entre la realidad y el lenguaje. Plantean un modelo evolutivo que relaciona el lenguaje con los prerrequisitos biológicos de nuestra especie.
        -       Los grabados geométricos del Paleolítico Medio no suponen continuidad alguna con la proliferación posterior de dibujos representativos, no pueden compartir significado.

        -       El episodio que implica la aparición del primer arte y del primer lenguaje es el paso definitivo hacia la humanidad: usar cosas para representar otras cosas.
        o    Falta por aclarar el detalle de ese proceso: ¿eran ya humanos en el sentido actual o se produjo una revolución cognitiva coincidente con el auriñaciense europeo.

        Música

        Los instrumentos musicales más antiguos hallados son las flautas de Geissenklösterle, datadas en 43 ka.
        -       Una de ella de marfil de mamut.

        -       Otra se fabricó con el hueso radio de un buitre leonado.

        Flauta realizda con el hueso de un ave. | 'Journal of Human Evolution'
        Flauta hallada en Geissenklösterle, fabricada con el radio de un buitre leonado

        También se han encontrado flautas muy antiguas en Isturitz (Pirineos franceses). Las flautas datadas hasta 20 ka, son muy similares: se fabricaron con huesos de alas de buitres e incluyen cuatro agujeros en dos pares, cuidadosamente rematados para poder sellarlos perfectamente con los dedos, en un ángulo ligeramente oblicuo con respecto al eje de la flauta (Mithen, 2005).


        Enlaces:
        Bibliografía:
        • Klima, Bohuslav. “A triple burial from the Upper Paleolithic of Dolní Věstonice, Czechoslovakia.” Journal of Human Evolution 16.7 (1987): 8310835.
        • Vandiver, Pamela B., et al. "The origins of ceramic technology at Dolní Věstonice, Czechoslovakia." Science 246.4933 (1989): 100201008.
        • Trinkhaus, Erik, and Jiří Svoboda, eds. Early Modern Human Evolution in Central Europe: The People of Dolní Vestonice and Pavlov. Vol. 12. Oxford University Press, 2006.